Aires Vallenatos

×

AUDIO EN VIVO

Claudia Elena Vásquez, la Reina de Carlos Vives

La vida de Claudia Elena Vásquez y Carlos Vives, gira alrededor del amor desde hace más de 14 años, y lo mejor es que a ese sentimiento le han puesto música para darle la nota más alta en el pentagrama de la felicidad.

Todas las manifestaciones se han dado en esos tiempos del amor donde su barco navega por aguas mansas y dulces, y la vida tiene el verdadero color de rosas.

Ellos, tienen dos hijos Elena y Pedro, que son el imán que unen sus sentimientos y desde distintos escenarios cada uno manifiesta su amor. “Es una mujer maravillosa, es increíble”, dice Carlos.

Por su parte Claudia manifiesta. “A Carlos lo amo y tenemos un hogar maravilloso”.

Yendo más lejos, Carlos habló en detalle de su reina. “Insisto en lo maravillosa que es Claudia. Es mi motor. Me ha salvado la vida. Por ella volví a la industria musical. Ella mueve todo y es lo mejor que me ha pasado”.

Para Carlos Vives, su amor Claudia Elena, representa, el movimiento más divino de su corazón, tanto así que el artista dice: “CV, no es Carlos Vives, sino Claudia Vásquez”. Al fin y al cabo son uno solo. Son seres que han puesto a andar el sentimiento sin medida alguna en el sendero de la vida, y sembrando semillas de amor para luego recoger los frutos con sus propias manos…

Entrando en el campo de la magia de la pareja, Claudia es clara y entrega su propia experiencia. “Cuando nacen los hijos, uno no puede descuidar a la pareja, por eso es súper clave buscar espacios, tiempo para los dos, estar los dos solos. Es clave sacar esos espacios. La vida no puede ser sólo los niños, porque la vida de pareja es muy importante y, finalmente, los hijos son prestados. A los hijos uno se los goza 16, 20 años y luego se van ¿Y qué queda? Yo creo que hay que cultivar mucho la relación de pareja. Soy súper partidaria de buscar esos espacios de estar sola con Carlos y aprovechar esos momentos”.

El artista samario no se cansa de resaltar el aporte a su carrera musical y personal de su amada Claudia Elena, y le manda todos los besos que caben en el mundo, le regala las flores que encuentra en el jardín de la vida y le entona la canción que más le gusta: ‘Volví a nacer’.

Ella queda encantada e indica. “Esa canción ‘Volví a nacer’, es una verdadera declaración de amor, es poesía. Las canciones de Carlos se basan en el amor, son llenas de sentimiento y se encuentra el momento preciso de la vida en que se quieren dedicar y cantar a todo pulmón”.