Aires Vallenatos

×

AUDIO EN VIVO

Ellos han sido pareja musical de Jorge Oñate

Jorge Oñate con su voz hizo posible quebrar las reglas que se había establecido en la música vallenata que el acordeonero era el que cantaba. Se dio a conocer en varias parrandas y a partir de ese momento ha sido la voz líder que se ha mantenido a lo largo de 50 años dando ejemplo de constancia, superación y siendo fiel al folclor que lo ha hecho grande.

La voz fuerte y bien afinada de Jorge Oñate comenzó a tener fama primero en su tierra natal La Paz, luego por los lares vallenatos y guajiros donde era muy solicitado para animar parrandas y fiestas en los pueblos.

Es así como apadrinado por el desaparecido compositor Alonso Fernández, logra llegar a la pasta sonora acompañado por el acordeonero Emilio Oviedo, con quien grabó para el sello Vergara el disco ‘Festival Vallenato” en el cual aparecieron canciones como ‘Campesina vallenata”, María Eugenia’ y ‘Luisa Fernanda”. Este conjunto se llamó “Los Guatapurí”.

Un año más tarde, cuando Oñate cumplió 19 años hizo de nuevo su aparición junto a los Hermanos López y su voz se escuchó mucho más madura en Lo último en vallenato. El camino sembrado por el grupo posibilitó la construcción de una nueva identidad musical.

Siete años después de esa aventura, el hijo de Delfina Oñate comenzó la poderosa dupla junto a Emiliano Zuleta Díaz, un acuerdo que se había fraguado muchos años atrás, antes que los dos grabaran y que al final, no fue más que un paso fugaz, en la vida musical de los dos.

Más tarde se unió a Nicolás Mendoza, todo un gran ejecutante del acordeón. Estos dos artistas lograron una simbiosis, que les permitió  lograr mayor reconocimiento, al combinar el son provinciano que los caracterizaba con la obra musical del momento.  Cantante y acordeonero, no se detuvieron en la creación de nuevas obras, en una escena vallenata que ya tenía un gran nicho.

Luego de eso hizo un dúo artístico con Raúl Martínez Paredes, una joven promesa del acordeón, quien junto a él, construyó un Nido de amor como base romántica, que consolidó al vallenato en todo el país.

La carrera del cantante no se detuvo, siguió en ascenso y para que eso fuera una realidad, la musicalidad de un joven acordeonero Guajiro conocido como Juancho Roís, les permitió crecer musicalmente a los dos.

En ese recorrido musical, aparece Álvaro López, con quien Jorge Oñate reafirma su consagrado olfato en beneficio del Vallenato.

Luego se dio la unión Gonzalo Molina Mejía, con quien inició un periplo, no tan afortunado en Universal Music.

El invencible una obra  compuesta por Omar Geles, le da la bienvenida al rey Julián Rojas, pero los problemas del músico llevaron al traste, lo que pudo ser una unión consolidada, para bien de la música vallenata

Para el año 2000 más o menos ‘El Jilguero de América’ se unía con uno de los más jóvenes y mejores acordeoneros en Colombia Christian Camilo Peña que con sólo 21 años lograba una corona de rey en el Festival de la Leyenda Vallenata.

Los dos acordeoneros siguientes, Oscar Bonilla y Fernando Rangel, pese a su valor artístico, no dieron la talla esperada, por sus seguidores.

Jorge Oñate, el cantante eterno del vallenato, después de probar más de un acordeonero, decide, ante el llamado serio de sus seguidores, unirse nuevamente a un grande del género, Álvaro López Carrillo.

Comentarios
  1. Gustavo Gonzalez Paternina

    6 meses atrás

    esta dupla es la ideal ya que el Maestro Álvarito López conoce el estilo des pausado
    del ‘El Jilguero de América’ trabajaron junto en una Temporada y es de aprovechar que
    todavía Álvaro esta a tono y vigente y mantiene la sasón criolla esa que tanto le gustaba
    al Maestro desaparecido Diomedez Diaz por Algo el finado NO dudo en buscar sus
    servicios Profecionales en Ejecutar con Maestria y gallardia demostrando su herencia por parte de
    los lopez su legado musical asi que Jorge Oñate la proxima produccion discografica que salga
    al mercado ya desde ahora tiene el sello de Calidad de Exportacion