Aires Vallenatos

×

AUDIO EN VIVO

Rafael Orozco fue considerado ‘la alternativa moderna en el vallenato’

Rafael José Orozco Maestre el artista que tenía una voz suave, melódica y bien definida y que apareció en un concurso de voces realizado en el marco de una semana cultural en el Colegio Nacional Loperena de Valledupar.

El mismo que fue él fenómeno del momento, que aunque no tenía un “vozarrón” se pegó y con el paso del tiempo demostró su grandeza, truncando ese mito de que el vallenato debía solamente interpretarse con voces robustas.

Fundó el Binomio de Oro con Israel Romero y juntos proyectaron la música vallenata en Colombia y fuera de ella.

Siempre fue un innovador, un hombre de avanzada, el Binomio iba un paso adelante de todas las agrupaciones y quizás fueron los primeros en hacer giras internacionales, sobre todo a los Estados Unidos, México y Venezuela en donde eran unos verdaderos ídolos, siempre se caracterizaron por estar impecablemente vestidos, por ser puntuales y por la calidad de sus presentaciones.

Aunque nunca descuidó el folclor raizal se puede decir que con él se dio inicio a las fusiones en el vallenato la canción ‘América en carnaval’ que hizo junto a Wilfrido Vargas es un ejemplo de eso.

Definitivamente Rafael Orozco fue el artista que se dio a conocer como una alternativa moderna en el canto vallenato, el ídolo que pasó por el Madison Square Garden de Nueva York, ese mismo que regaló emociones a sus miles de seguidores con canciones que tenían un sonido vanguardista por así decirlo, un sonido que era distinto al vallenato tradicional, como ‘La Creciente’, ‘El Higuerón’ ‘A ritmo de cha cun cha’ ‘La gustadera’ ‘El negrito sabrosón’ entre otros.

Comentarios
  1. Javier Gonzalez

    3 semanas atrás

    Rafael Orozco fue el innovador el visionario del vallenato. Fue el primero en: conformar un conjunto vallenato con un nombre, meterle bajo eléctrico, viajar en termoking, pagarle seguridad social a sus músicos, conformar una empresa de agrupación musical, uniformar su conjunto, reencauchar o grabar discos viejos a principios de los 80s, grabar mosaicos vallenatos, sacar carátulas con buenas fotos, sacar a sus músicos en la carátula, meterle sintetizador o teclados y batería electrónica, grabar géneros diferentes con otros artistas como Wilfrido, Juan Piña, la gran Coquibacoa, lo que hoy conocemos como colaboraciones o feat y fusiones, meterle efectos en vivo a las canciones y muchos más. Lo malo es que en Valledupar les daba envidia a mucha gente y lo criticaban, pero a los 6 meses todos querían copiarse; si lo hacía Rafa era malo, pero si lo hacían los del Valle si era bueno, doble falsa moral.