Egidio Cuadrado el fiel compañero de Carlos Vives – La Reina del Vallenato

×

AUDIO EN VIVO

Egidio Cuadrado el fiel compañero de Carlos Vives

El acordeonero de más renombre en Colombia nació un 26 de febrero de 1952, en Villanueva, un pueblo de La Guajira que ha dado varios reyes vallenatos, incluido él.

Hijo de Agustín Cuadrado y Cristina Hinojosa, junto con Heber y José, ambos fallecidos, conforman otra de las Dinastías villanueveras: “Los Cuadrados”.

Nació sietemesino. Lo sacaron del vientre de Cristina Hinojosa antes de tiempo para salvarle la vida a ella, que tenía tifo y padecía fiebres por encima de los 40 grados.

Quizá impresionado por un mundo para el que aún no estaba listo, el pequeño Egidio creció sin hablar. Como en una especie de ensayo de la prestidigitación con la que habría de ganarse la vida, se hacía entender con señas. En medio de su mudez, aprendió a escuchar. Sobre todo la música, que le encantaba.

No sabe la fecha exacta en la que empezó a hablar, pero sí recuerda lo que comió ese día: sancocho. Su mamá lo preparó para toda la familia (ella, sus cinco hijos y Agustín Cuadrado, su esposo). Egidio, tal vez molesto por que a los demás les sirvieran antes que a él, dijo desde un rincón: “La mama to lo cle (la mamá todo lo cree)”. Aunque nadie entendió qué quiso decir, su balbuceo se celebró como si hubiera ganado el Nobel. Tenía 5 o 6 años.

Su primer acordeón fue uno de papel que él armaba sacando la hoja del medio de un cuaderno grapado y plegándola en forma de fuelle, para colgársela al cuello con una cabuya de plátano.

En el primer festival que existió en Villanueva (que no corresponde al actual Festival “Cuna de Acordeones”) y que se llamó Festival Folclórico Patronal De Villanueva, participó en la categoría aficionada ocupando el segundo lugar, en ese evento fue coronado como rey José Maria “Chema” Ramos. En 1973 Egidio fue coronado como “Rey” aficionado del Festival de la Leyenda Vallenata.

En el año de 1983 ocupó el segundo lugar, vencido por Julio Rojas, en la categoría profesional del Festival de la Leyenda Vallenata. En ese mismo evento, se recuerda la contienda memorable que sostuvo en 1984 “a pico y espuelas” con Orangel “el Pangue” Maestre, otro villanuevero; Egidio a la postre perdería ocupando un digno segundo lugar. Con la gallardía de los grandes, por tercer año consecutivo llegó a la final en 1985, y se traería para villanueva la corona de “Rey” del Festival de la Leyenda Vallenata.

Los conocedores afirman que Egidio tiene un estilo propio y domina la ejecución de los cuatro aires, destacándose especialmente en la interpretación del Son y el Paseo. Es autor de varias canciones, entre ellas “Puya, Puya”, “Soy villanuevero”, entre otras y sus interpretaciones nostálgicas del Son “Amparito” y del Paseo “Rosa María” son muestra de su gran talento. Es considerado como el más auténtico intérprete de la música del Maestro Rafael Escalona a quien conoce a fondo por acompañarlo en parrandas históricas por toda la región. Fue así como muchos años después inmerso en el anonimato fue llamado a participar en la exitosa novela “Escalona”, personificando su propio papel, el de “Egidio Cuadrado” acompañando a Carlos Vives quien hacía las veces del Maestro Escalona.

Entre cámaras de televisión se comenzó a gestar “La provincia” grupo que ha acompañado a Carlos Vives. Ha participado en decenas de giras internacionales hasta el punto en que muchos consideran que rompieron en dos la historia del vallenato actual.

El acordeonero tiene la fama de un artista líder a nivel internacional. Su sombrero, mochila y arrugado acordeón son los atuendos que ha mostrado por el mundo. Inició grabando con el artista samario música vallenata clásica, pero en uno de esos inventos de Vives, les sonó la flauta y consiguieron el éxito con ‘Clásicos de la Provincia’.

Sin el acordeón de Egidio Cuadrado, Carlos Vives quedaría huérfano, pues juntos crearon un estilo para llevar el vallenato por el mundo. No es el vallenato clásico, es una especie de simbiosis entre el acordeón, las guitarras, la batería y la gaita.