A Marciano Martínez, lo han ‘matado’ tres veces – La Reina del VallenatoLa Reina del Vallenato

A Marciano Martínez, lo han ‘matado’ tres veces – La Reina del Vallenato

AUDIO EN VIVO

A Marciano Martínez, lo han ‘matado’ tres veces

En tres ocasiones al destacado compositor guajiro Marciano Martínez lo han llamado para decirle que está corriendo la noticia de su muerte, y lo único que hace es darle gracias a Dios porque está vivo para escuchar la historia.

Este es un relato enmarcado con ribetes de susto, y donde ha sentido la solidaridad plena y después la alegría de que todo es mentira.

Al indagarle sobre estos inesperados hechos manifiesta que la primera vez fue bien complicada. “Un muchacho suplantó mi nombre y hasta tenía cédula con mi número. Se hacía pasar por mí y estafó a mucha gente. No sé cómo hizo, pero portaba un carnet de Sayco, ponía serenatas y cantaba mis canciones. Una vez apareció en la televisión”.

La muerte de Marciano Martínez, el suplantador, sucedida hace 20 años provocó que todos dedujeran que era el compositor y se regó el comentario. Los medios de comunicación dieron a conocer la noticia hasta que todo se aclaró con el correr de las horas cuando apareció el verdadero”.

“Lo que no se aclaró fue que yo aparecía muerto por aquello de la cédula que tenía el muchacho a quien no conocí. Después de tener problemas en las entidades bancarias, con la Registraduría Nacional del Estado Civil e incluso ser detenido en varias ocasiones por la Policía, pude aclarar que estaba vivo, componiendo y cantando”, agregó.

La segunda vez fue cuando un homónimo murió en un accidente y la tercera hace poco tiempo al fallecer un adulto mayor natural de Los Haticos, La Guajira, quien tenía su mismo nombre. “Es verdad, me llamaron para preguntarme si estaba muerto. Me llamaban llorando y después que comprobaban que era yo, volvían a llorar de alegría”.

Sabiendo que estaba más vivo que nunca y con buena salud debido al cuido que ha tenido, continuó diciendo. “En tres ocasiones me ha pasado y ahora con las redes sociales vuela más rápido. Comprobé que no sufro del corazón y además que tengo mucha gente que me quiere. Algo que uno no alcanza a dimensionar”.

Pensó un instante y recalcó. “Dicen los abuelos que cuando anticipan la muerte de una persona es que tendrá larga vida, y me estoy dando cuenta que es así. Tengo mucha confianza en Dios”.