‘Cocha’ Molina le pagó una deuda musical a Fernando Dangond – La Reina del VallenatoLa Reina del Vallenato

Lo que suena

AUDIO EN VIVO

‘Cocha’ Molina le pagó una deuda musical a Fernando Dangond

En 1981, en Bogotá se reunieron en el apartamento del compositor Fernando Dangond Castro, el cantante vallenato Iván Villazón, el acordeonero Gonzalo Arturo ‘Cocha’ Molina y Fidel Jesús ‘Nenón’ Solano (Q.E.P.D.) a parrandear y se llevaron un acordeón prestado que nunca más lo regresaron, instrumento que con el pasar los años se convirtió en una histórica deuda del folclor.

El compositor Fernando Dangond cuenta entre risas esa anécdota, que fue en La Ponderosa, una compraventa en la capital del país, donde Villazón, Molina y Solano dejaron el instrumento que un día lo llevó a ganar el Festival Vallenato, en la categoría Infantil.

“Los muchachos de la provincia se reunían en el tapete azul a parrandear, a pasarla sabroso; en una noche de esas esos tres vivos se me llevaron un acordeón y lo desaparecieron”, dijo Dangond Castro.

El acordeonero ‘Cocha’ Molina afirma que fue Iván Villazón, quien tenía ganas de parrandear, entonces pidieron el acordeón y lo llevaron a la casa de empeño. Era de tono cinco letra, natural tapado.

“Como a las 7:00 de la mañana nos quedamos sin plata, por allá en Chapinero, y ‘Nenón’ Solano nos dijo que un amigo nos daba una plata por el acordeón, pero a los dos días él mismo iba a buscarla; y miren, pasaron casi 40 años para poder cumplirle esa promesa a Fernando”, narró Molina, rey de reyes del Festival Vallenato.

Sin importar los días, meses y años, ‘Cocha’ Molina sabía que era un compromiso saldar la deuda en memoria de ‘Nenón’ Solano e Iván Villazón, quien grabó la canción ‘El tapete azul’, sin devolverle el instrumento a Dangond Castro.

La tarde del 22 de abril, sobre las 3:30 de la tarde, fue el día en que el ‘Cocha’ Molina sorprendió a Fernando Dangond Castro en la puerta de su residencia. En sus manos llevaba un acordeón 5 letras, forrado en nácar azul rey brillante, de la marca Hoffer, para pagar la deuda hecha junto a sus otros dos compinches: Villazón y Solano.

“Cuando uno es músico las deudas no se olvidan, menos cuando es un acordeón. Yo le veía la cara a Fernando y sabía de mi compromiso, así que hoy traje este bonito detalle porque nunca faltó su amistad ni sus canciones en mis producciones”, agregó ‘Cocha’ Molina.

Finalmente, Fernando Dangond compuso una canción en honor a este episodio, con nostalgia hacia “el acordeón más bello, el de fina nota” que se llevaron de su casa y terminó en una vitrina para la venta. La melodía, letra y coro permanecen inédita, a la espera de una voz y un buen acordeón para llevarla a los estudios de grabación.

Tomado de: elpilon.com.co