Esta canción que hace parte del álbum ‘El Disco Que Me Gusta’, se ha convertido en una de las canciones más dedicadas en los últimos tiempos